Se trata de un interceptor de haz de luz que se coloca en las ópticas de los autos y, de esta manera, permite ver a pesar de la niebla nocturna. El creador es Raúl Lorenzo, un hombre de 69 años oriundo de Carlos Casares, que es viajante desde hace más de dos décadas. El producto se colocará en el mercado en aproximadamente un mes a un costo de 150 pesos.

 

Un viajante oriundo de la localidad bonaerense de Carlos Casares creó un “interceptor de haz de luz para óptica y con efecto antiniebla”, con el fin de ayudar a reducir el número de muertes por accidentes de tránsito en las diferentes rutas argentinas.

El creador es Raúl Lorenzo que tiene 69 años y es viajante desde hace más de dos décadas. “Básicamente, la idea nació de una necesidad encontrada en mis viajes y en las noches” donde “vi todo tipo de accidentes y de inclemencias del tiempo en las rutas”, relató en diálogo con el diario La Arena de Santa Rosa.

Se trata de un dispositivo que se coloca en las ópticas de los autos y, de esta manera, permite ver a pesar de la niebla nocturna.

Su primera iniciativa al respecto fue colocar –como lo hacían muchos automovilistas- una cinta aisladora en las ópticas para anular la niebla sin embargo, no obtuvo buenos resultados. “Me deterioró las ópticas debido a que ya no son todas de vidrio sino de policarbonato”, especificó. Ante esta situación, Lorenzo comenzó a pensar de qué manera crear un producto que pueda ser utilizado de manera general para todos los automóviles.

El proceso de creación comenzó en principio con “experimentaciones mentales” , sostuvo el entrevistado al matutino pampeano. Acto seguido, cortó tapas de cartón incoloras y les colocó ventosas postizas. “Realicé una matriz, les pasé el plano a los empleados y dueños de una fábrica de Lanús. Luego la gráfica, que impide que la luz atraviese la plantilla, fue fabricada por los operarios de una empresa de Santa Rosa”, detalló. Y amplió: “El material para colocar el producto fue realizado por otra empresa de la capital pampeana”.

Una vez diseñado el proyecto, Lorenzo efectuó los trámites de patentamiento en el Instituto Nacional de Patentes Industriales donde se aprobó debido a que no existe en el mercado un producto similar. En tanto, el interceptor de haz de luz será colocado en el mercado en aproximadamente un mes.

“Premiar lo simple”

Con la elaboración del producto concretado, su creador empezó a recibir recomendaciones y solicitudes de los automovilistas para incorporarlos a sus autos. Esto dio empuje a Lorenzo para presentarse en el concurso Innovar 2014 en Tecnópolis, donde fue recibido por el ministro de Ciencia y Tecnología Lino Barañao.

El dispositivo fue seleccionado y publicado en la 10º Edición del Concurso Nacional de Innovaciones organizado por la cartera gubernamental mencionada.

“Estoy muy satisfecho porque premiaron lo simple, el bajo costo (150 pesos el pack) y es de bajo montaje”, enfatizo el bonaerense. (InfoGEI) Ga